martes, 12 de julio de 2005

Secretarias se buscan

Hoy les cuento unas anécdotas de entrevistas laborales, personales y otras referidas de algunas amigas. Todos los hechos son reales, así que cualquier si hay coincidencia con otros hechos, creo que no se trata de una mera casualidad sino de un complot. En fin, encima que somos pocos los que queremos trabajar como Dios manda, y no andar piketeando y reclamando ke los MacDonalds, YPF y el Estado nos mantengan porke somos pobres y es mas lindo kedarse en casa tomando mate con facturas ke andar madrugando y haciendo tanto esfuerzo. No hay espíritu de sacrificio, y todo por culpa del marketing, lo parió. Bueno basta, vayamos a los hechos:

ENTREVISTA 1: Empresa distribuidora de elementos de librería en microcentro porteño, puesto de recepcionista/telefonista.
Gerente: Adelante, buenas tardes.
Candidata: Buenas tardes.
Gerente: (mira unos segundos el currículum y pregunta, sin levantar la cabeza) Bueno... contame por qué estás buscando trabajo.
Candidata: (con gesto de sorpresa) Estem... creo que es una pregunta obvia...
Gerente: (sin levantar la cabeza) ¿Qué es una pregunta obvia?
Candidata: Lo que usted me acaba de preguntar. Que por qué busco trabajo.
Gerente: Pero vos sabés o no sabés? Es por la plata, o tenes algun objetivo, o es por tu carrera?
Candidata: (respira hondo) Si me dijera que es un puesto directivo se comprende tener un plan de carrera, y el unico objetivo razonable que tengo en este momento es ponerme a trabajar.
Gerente: (levanta la cabeza y mira fijo) O sea, es por la plata y nada mas.
Candidata: (ligeramente fastidiada, imagina ke le revolea por la cabeza del directivo ese cenicero azul que ve sobre el escritorio) Bueno no, la vida no solo es plata, pero de algo hay que vivir.
Gerente: Ok, bueno, contame algo de tus trabajos anteriores.
Candidata: Algo como qué? Hay algo en el resumen laboral que no se entienda...?
Gerente: (mira el currículum y piensa, o por lo menos se hace el ke piensa) No... bueno... si, está claro... Pero, acá no me pusiste cuáles son tus pretensiones salariales, anotá acá abajo por favor (le extiende la hoja, la candidata anota la cifra. El gerente mira y abre los ojos grandes como huevos, enseguida guarda el currículum en una carpeta azul que tiene al costado). Bueno, es todo, cualquier cosita nos estamos comunicando con vos. Un gusto, hasta luego.

(La candidata se retira y en ese mismo momento entra otra con el currículum en la mano. Espió sus pretensiones salariales, que son exactamente la mitad de las suyas. Ahora sabe que no elegirán a la candidata para el puesto por sus años de experiencia y conocimientos sino por lo que pida de sueldo. "Y despues te hablan de objetivos y planes de carrera...").



ENTREVISTA 2: Empresa de actividad desconocida, gran oficina en microcentro porteño, puesto de secretaria del Director.
Candidata: (entrando en la oficina) Buen día.
Director: Buen día, tome asiento por favor. (Le dice a la candidata que le cuente brevemente su experiencia laboral, la candidata responde todo. Hasta que llegan a los datos personales) A ver, usted vive en Capital?
Candidata: Sí, a pocos minutos del centro.
Director: De quien es la casa donde usted vive?
Candidata: De mi suegra.
Director: O sea, es casada? Acá no me especifica su estado civil.
Candidata: No. En realidad, me estoy divorciando, señor. Eso... es excluyente para el puesto?
Director: Y por qué se está divorciando?
Candidata: (pensando "y a usté ke corno le importa?") Y... diferencias...
Director: Pero usted vive con su suegra!
Candidata: Sí, la casa de mi suegra es grande, y a ella no le molesta que viva ahi con mi hija mientras arreglo mi situación.
Director: Pero usted ve a su ex marido?
Candidata: Y si, lo veo cuando viene a visitar a su madre y a su hija...
Director: Pero me refiero, si usted tiene relaciones sexuales con su ex marido.
Candidata: Eh?! (se queda con la boca abierta y duda entre salir corriendo o darle un carterazo al guarango, pero enseguida contesta) Disculpe, con todo respeto, esa no es una pregunta para una entrevista laboral! O que clase de secretaria está buscando usted...?
Director: (se queda en silencio unos segundos, luego se levanta y extiende la mano) Está bien, no se ofenda. Cualquier cosa nos estamos comunicando nuevamente con usted.
Candidata: (se pone de pie, le da la mano y lo mira con sorna) No, no se moleste, no me interesa el puesto... Y si me permite, la proxima vez sea mas específico en el aviso. Fue un gusto, buenos días. (Sale a la calle como llevada por el demonio. Ahora sabe ke, teniendo hijos, es mejor poner "casada" en el estado civil y no tener que aguantar otra vez una situación similar).


ENTREVISTA 3: Empresa farmacéutica, edificio en el barrio de Caballito, puesto de secretaria de Directorio.
(Está la candidata en una sala de reuniones con los 3 directores, se está hablando de la última experiencia laboral).
Director 1: Y cuánta gente trabajaba en esa agencia?
Candidata: Segun me refieron, habían sido casi 40 personas. Cuando yo entré, eran al menos 16 personas, sin contar al dueño y su esposa.
Director 3: Y por qué bajó tanto el número?
Candidata: Epocas difíciles, además había en el medio un juicio con la empresa que limitaba sus actividades comerciales. Y para colmo, se divorció al poco tiempo.
Director 2: Pero a pesar de que eras nueva, fuiste quedando en la empresa. Con que puesto empezó a trabajar ahí?
Candidata: Empecé como asistente de ventas, despues pasé a ocupar el puesto de la asistente del Director, y más tarde también me ocupé del departamento de diseño.
Director 2: Y por qué creés vos que fuiste mejorando tu posición en la empresa?
Candidata: Seguramente por mi experiencia y mis conocimientos, que son bastante amplios. Podía relizar casi cualquier tarea: administrativa, ventas, marketing, diseño. Además, había una gran confianza depositada en mí.
Director 2: Que clase de confianza?
Candidata: Que podían dejarme a cargo de toda la oficina, o encargarme de guardar una fuerte suma de dinero en efectivo, que nunca iba a faltar ni una sola moneda.
Director 2: Y usted está segura que fue por eso?
Candidata: Por supuesto.
Director 2: No había otra cosa?
Candidata: (confundida) Que otra cosa?
Director 2: Y, otra cosa... eeeh... (los otros dos directores esbozan sonrisa y se miran).
Candidata: (meneando la cabeza) No le entiendo (sí entendió, pero no kería kedar como una grosera).
Director 2: Digo, algun favoritismo... O sea, nada de nada? Estás segura?
Candidata: (conteniendo las ganas de contestarle una guarangada) Segurísima. Nunca nada de lo que usted debe estar imaginando... (y mientras piensa "sos un viejo verrrdeeee!")
Director 2: Aha... (pensando) está bien... Bueno, igual si hubiera pasado algo tampoco me lo hubieras dicho!
Candidata: Nunca me pasó, no sabría decirle.

(La entrevista siguió una media hora mas, en las cuales la candidata ya se sintió bastante incómoda y fastidiada de que dudaran de su capacidad. Semanas despues renunció a la candidatura por este detalle).



En fin, como verán, la posición de secretaria es mas jodida de lo ke se imaginan, y encima todos creen ke llegamos al puesto por servicios sexuales! Nonono, no es justo che. Muchacha, si te sentiste identificada o tenes alguna historieta de este tenor para contar así nos reímos todos, será bienvenida.

Y ahora me voy a preparar la agenda del día antes ke llegue mi jefe y me encuentre tomando café con los pies sobre el escritorio. Sean felices, au revoir

-·*´°§| PörTeñ4 |§°`*·-

1 comentario:

Anónimo dijo...

Para estos casos no debemos desesperar, yo también pasé por muchas tratando de encontrar lo mejor. Ahora me he inscrito en el portal www.contactosdetrabajo.com y recibo ofertas variadas, cuando reciba (alguna llegará) la que me conviene acepto.

Saludos y mucha suerte