martes, 2 de agosto de 2005

No disfracemos al gato de liebre

A los que están buscando laburo saben el riesgo y pérdida de tiempo que significa asistir a entrevistas muy pedorras en las que no te informan demasiado por teléfono cuando concretan entrevista. Bueno, me tocó ir a una de esas entrevista, y fui porque quedaba cerca de mi casa. El aviso decía literalmente así:

Administrativo/a excelente presencia y trato con
clientes redacción ppia proactivo y muy dinámico/a
Presentar CV con foto en E. Ríos ... o por mail a: ...

Yo, como precabida que soy, busqué por dirección y nro. de teléfono en la guía. Se trataba de una fundación que se ocupa de ayuda contra las adicciones, y no sigo más porque puedo incurrir en difamación, y la verdad yo no quiero difamar la honorable tarea de dicha fundación sino en el manejo de las entrevistas, que me pareció pésimo.

Cuando llego me encuentro con que somos como 12 personas citadas, algunos hombres y muchas mujeres, de diversas edades. Nos hacen pasar a todos juntos en una "sala de reuniones", y al rato aparecen dos psicólogos del establecimiento. Nos pidió el CV impreso en papel, no sé entonces por qué pidieron mandar por mail, pero si de ahorrar papel se trata... Bueno, empieza a hablar y a mencionar las virtudes de trabajar en el lugar, y luego las tareas que requería el puesto, que a mi me sonaron realmente ambiguas o poco definidas. La remuneración la tenía que proponer uno. Luego, por orden de llegada, comenzó a preguntar a las candidatas. Vi que ya se había pasado casi una hora y recién íbamos por la cuarta candidata, que encima se ponían a hablar como loros, y yo ke me había escapado no iba a poder esperar tanto tiempo a ke me tocara el turno. En cuanto tuve oportunidad, pedí la palabra, y me tocó hablar. Luego de mi información personal, di mi discurso breve:

"En realidad, yo no tengo mucha experiencia en lo que es generar Alianzas Estratégicas o tareas de Comunicación y Prensa, porque son tareas que le corresponden a una persona con mucha más preparación. En ningún trabajo tuve miedo de arremangarme, he lavado platos, pasado aspiradoras, he asistido en reuniones y dado presentaciones, y he reemplazado a mi jefe en ciertas decisiones cuando él no estaba presente y he concretado ventas. Lo que sí soy una persona que exige ética y coherencia para con su entorno, por lo que no me cierra que en el aviso se pida una simple ADMINISTRATIVA pero que finalmente va a desarrollar tareas que le corresponderían a una licenciada en Marketing o Publicidad. Yo, al menos voy a pretender un salario más acorde con esto último por razones más que obvias. Pero, es una cosa o es la otra, no disfracemos al gato de liebre para pagar menos. Eso es todo. Buenas tardes."


Se me kedaron todos mirando, y me retiré porque tenía mucho que hacer ese día, dos de los asistentes salieron atrás mío, sin discurso, diciendo directamente que no les interesaba el puesto.

Nada de andarse por las ramas señores, yo voy directo al grano. Las ambiguedades siempre se prestan a confusión, y eso es lo último que quiero. Si me hubieran dicho de antemano que iba a ser una de esas reuniones grupales ni me hubiera molestado en ir, no se si es la nueva tendencia en RR.HH. pero a mi me resultan un embole, es como estar en una feria de subastas donde todos keremos sobresalir con nuestra oferta, y nunca faltan los ke hablan como loros de cosas que a nadie le interesa y estiran la charla al divino botón.

Bueno, pufff, ya me desahogué, sean felices y hasta pronto


.-·*'°§| PörTeñ4 |§°'*·-.

1 comentario:

Atorrranta dijo...

Mi queridísima Portenyta: Ha dado ud en el clavo!!!
No sé si sabe que esta litoraleña vivio en la porteña ciudad durante un año y medio, durante el cual trabajó para una ONG, justito.. bah, no, para tres ONG en realidad.
Todo muy fashion, señoras muy paquetas ellas. De múltiples apellidos que resuenan a avenida...
Bueno, no puedo quejarme porque engrosé mi CV trabajando con entidades e instituciones que son de peso (casi todas las universidades privadas, por ejemplo). Digamos que fue una alianza estratégica entre una metodología de gestión que yo sé hacer -y la hago muy bien, para eso me preparé- y las necesidades de las ONG... pero no pudimos avanzar mas allá porque, a mi juicio, todo ese mercado de ONG está preparado para hacer de cuenta que se hace algo cuando en realidad la intención es que nada cambie.
Mientras las charlas fueron charlas, todo muy bien... cuando pasamos al trabajo en serio, el que transforma, para lo que fue diseñada la técnica de gestión que estabamos publicitando... pues no les gustó mas... hablar al santo botón es algo lindo, viste? Pero a quién se le ocurre que lo vayan a tomar en serio, no , por favor!!
Yo crei que estas buenas señoras me habian tomado en joda a mi por ser del interior, pero veo que no es asi, que es su costumbre.
Te dejo un beso.