sábado, 28 de octubre de 2006

Perro que ladra no muerde (tiene abogado)

Aquí estoy yo a los 8 años con mi perro León.- >>>

Les tengo que confesar que cada vez que se me acerca un perro, asi despacito y sin decir guau, me corre un escalofrío por la espina. Es que a lo largo de mi vida he recibido la mordida de 3 perros, uno en el brazo, otro en la pierna y el último en el tobillo. Los últimos dos pobrecitos no sobrevivieron. No, no se envenenaron con mi carne che, resulta que allá en Morón, donde yo vivía por aquel entonces, era común que perro que cae en el Servicio Antirrábico Municipal, perro que termina sacrificado. Qué cruel, sí, pero era más barato que someterlo a 40 días de observación. Muerto el perro se acabó la rabia debe haber dicho el Intendente cuando asignó el presupuesto para estos casos. No tienen vergüenza. ¿Qué pasó conmigo al final? Nada, me dieron una vacuna antitetánica y una crema para la herida, y ahí quedó todo. Es que también fui a parar al Hospital Municipal. Como verán, sobreviví por cuenta propia como tantas otras veces; el cuerpo humano cuando funciona bien es una maravilla insuperable.


Pero ya que hablamos de perrerías, me pasó ayer camino al supermercado, de cruzarme con un perrazo enorme. No se que raza era, parecia un Rottweiler pero tenia la cabeza distinta y de color medio atigrado, puede que fuera un dogo. Yo pasaba tranquila y de repente el perrazo, que estaba olisqueando la pared con serias intenciones de marcar territorio, levanta la cabezota, me mira y se me acerca. De mas está decir que el espanto me dejó los pelos blancos, pero dicen que si uno le demuestra miedo al animal, el animal aprovecha y ataca, asi que por las dudas me hice la corajuda y le dije: "Juira! (*) perro estúpido".
- A quién le decís estúpido vos, tarada???
No, no era el perro que habló, sino la voz de su dueño, un tipo cuyo tamaño apenas superaba el mío.
- Al perro, mas vale.
- Tenés algún problema?? por qué no te metés conmigo, a ver?
- Já, semejante perrazo se puede defender solo, si quiere que me muerda y listo, qué sos abogado vos?
- Atacá! (el nombré del animal sonó como Raiser o algo por el estilo) Atacá!
El perro miró a su dueño, me miró a mí, se volvió y siguió con su tarea de buscar el mejor lugar para hacer sus necesidades. Yo también me volví y seguí mi camino, escuchando a mis espaldas las palabrotas del dueño, y luego una sonora patada seguida de un corto lamento canino. Me dió lástima pobre pichicho, que al fin y al cabo no me había hecho nada. Supongo que con su limitada sabiduría supo en el fondo que el "perro estupido" no era resultado de una mala intención sino de un miedo no superado del todo.

En fin, la verdad que las veredas están cada día mas pobladas de pis y caca. Todos aman a los animales, pero nadie respeta el derecho de los humanos a transitar por una vereda limpia.

Sean felices y guarda con lo que pisan.

.-·*'°§ PörTeñ4 §°'*·-.

1 comentario:

La Polaca dijo...

Hola! Quería invitarlos a: El Consultorio de La Polaca.
Un lugarcito en el ciber-espacio donde podés consultar y compartir todo sobre sexo y ser vos mism@. Acá nadie te va a juzgar. Intentalo! Si no te gusta, te vestís y te vas!

Te esperamos!!!