viernes, 19 de mayo de 2006

Hablando de Roma

Por dió, que flash. Esta mañana fría, yendo como de costumbre por Marcelo T. a los rajes para no llegar más tarde de lo acostumbrado, surgió un evento inesperado durante el infalible diálogo entre mi Yo y mi Otro Yo.
- Por favor che, que frío, me tenía que haber puesto las medias gruesas, se me congelan la patitas.
- Bueh, dejá de llorar y metele.
- Qué desastre está esta vereda, no se cuándo terminarán con las reformas a la placita.
- Al paso que vamos, tenemos pa largo te diré.
- Ay, me puso mal ese sueño de anoche...
- ¿Con el flacucho ese? Dejate dembromar, es historia vieja.
- El flaco Gus... que será de su vida?
- Mejor ni saberlo, menos problemas.
- Nah, pero viste que yo cuando sueño con algo o con alguien, algo pasa!
- Seh, dale Hechizada, trajiste la bola de cristal en el bolsillo también?
- Eh! guarda con ese bache!
- Ooops! (salto) no ves, me desconcentrás!
- Cuidao con el puesto e diarios!
- Grrrr, que viernes de mierd...
- Ey!!!!!!!!
- Eh? qué?
- Ahí, mirá!!!
- Uh!!??
- UH!!!
- Es???
- Claro que es!!!!
- Hablando de Roma...
- El burro se asoma!!
- Vo mejor mirá pa otro lao y seguí la marcha!
- Pero... que coincidencia, yo soñé con él anoche y ahora me lo cruzo y... y...
- Correte que hay un pozoooo!
Pucha no digo yo... sueño con ese infeliz, y me lo cruzo en la vereda al día siguiente!! Estaba igualito ke hace seis años atrás. Qué bárbaro esa gente que no cambia nunca, ni siquiera el look, o el corte de pelo al menos. En fin.

Nos vemos en la próxima, salu2!

.-·*'°§ PörTeñ4 §°'*·-.