viernes, 27 de abril de 2007

La Voz del Consumidor (episodio IV)

Y si, aquí me ve doña Rosa, estudiando a full ICSE y IPC, y rapidito porque se me vienen los primeros parciales encima. Con IPC está todo bien, me hice amiga de Aristóteles, Copérnico y Galileo, pero con ICSE... ay dió, no pude todavia terminar de leer el capítulo de la segunda unidad. La historia argentina me postra, no es por nada eh, pero que quiere que le diga... Con suerte si saco buen promedio no voy a final.

Bueno, les comento que si van a comprarse algo en Falabella, estén bien seguros de lo que compran, pasen por el probador que total son unos minutos y asegúrense que el talle está bien. Digo esto porque el sábado me compré un pantalón de corderoy gris talle 40, cuando me lo probé me quedaba justo, ni holgado ni apretado, pero ayer me lo quise poner para ir a la oficina y, oh caramba, me quedaba demasiado flojo (ay, adelgacé!?) y como no me gusta la ropa que se me anda cayendo (sobre todo si de pantalones se trata), decidí ir a cambiarlo por un talle 38 durante la hora de almuerzo. Por dió, había una larga cola en una oficinita de Atención al Cliente, y vi que era porque el proceso era largo: te toman el reclamo, te reciben la prenda y lo examinan de arriba a abajo y hasta se fijan que la etiqueta y el código coincida con el que figura en el ticket, luego te preguntan si ya hiciste otros cambios anteriormente en la tienda y por qué querés hacer un cambio, te piden el ticket y si pagaste con tarjeta te piden también el documento. Después del interrogatorio, te dan una Nota de Crédito con la que podés ir a buscar otra prenda, o lo que se te ocurra en la tienda por el mismo monto, y sólo sirve para el día de la fecha. Estuve más de media hora con el trámite y para probarme el pantalón, presentar la Nota en caja y salir a los rajes, sólo 10 minutos.

Bueno voy a ver si continúo con mis lecturas de cátedra, sean felices y abríguense que se vino el frío.

-·*'°§ PörTeña §°'*·-.

No hay comentarios.: