sábado, 30 de junio de 2007

Estás nominada

No saben lo que me pasó. Hace un par de horas que mi jefe me acaba de dar la noticia de que me despiden, y encima el muy guanaco me hizo quedar después de hora para decírmelo. Pero gracias a mi autoestima a prueba de bombas y a mis dotes de bruja, yo ya estaba prevenida. Y les digo más, el martes había tenido un sueño medio raro, es un sueño recurrente que mi casa esté conectada a la oficina o viceversa; bueno, esta vez yo pasaba el umbral desde la oficina a mi casa, pero al rato quise volver y al asomarme por la puerta no veía absolutamente nada, solo una espesa negrura y silencio donde hasta hacía pocos instantes había estado la oficina y mis compañeros. Siento una mezcla de miedo y alivio, cierro la puerta, le doy la espalda y empiezo a regar las plantas. Hasta ahí me acuerdo. No me fue difícil interpretar el significado, como tantas otras veces en el mundo onírico encuentro respuestas y advertencias que luego se trasladan al mundo empírico, aunque lo jodido acá es saber CUÁNDO. Pero volviendo al tema, luego del planteo de los porqués de la decisión, mi jefe se sorprendió que no estuviera preocupada, furiosa, triste, etc., toda esa gama de sentimientos que suelen tener la mayoría de los seres humanos. Yo, todo lo contrario, estaba contenta, ni siquiera el factor económico me quitó el buen humor (el dinero no es todo en la vida). Era realmente estresante estar ahí, se puede soportar la presión cada tanto, pero no todos los santos días... por dió! Iba a terminar con una úlcera.

Es mi filosofía que aún en la peor de las situaciones siempre se puede sacar beneficio. Así que por ahora descansaré este fin de semana, como corresponde, y el domingo a la noche me armo la agenda de la semana para aprovechar al máximo el tiempo disponible, hay mucho por hacer.

Y ahora me voy a dormir, sean felices y que sueñen con los angelitos.

-·*'°§ PörTeña §°'*·-.
_______

No hay comentarios.: