martes, 10 de julio de 2007

Esta tarde vi nevar


- Está cayendo nieve -dijo el gringo.
- Qué va a caer nieve, hombre!
- Denserio te digo, vení a ver.
- Oia, tenés razón... ¡Mirá los copos! ¿Dónde catzo está la cámara de fotos?
Pensamos que nos habíamos vuelto locos o que el almuerzo dominguero nos había caído fatal. Pero no. A los pocos minutos llama mi mamá diciendo que en Ituzaingó también estaba nevando, y que hacía pocos minutos había hablado con mi tía que vive en Tigre y que también estaba viendo nevar. Comenzó como una llovizna, al tiempo se transformó en agua-nieve, y debido al calor que emanan las zonas urbanas pocas esperanzas tenía de verlos transformarse en copos. Pero no, al tiempo las gotas escarchadas se transformaron en copos, y sacamos las manos por la ventana de la cocina para atrapar copos con la mano. El aire era más que gélido, pero con la emoción ni lo sentimos. Tanto fue así que el gringo terminó por sellar la ventana para evitar que la estuviéramos abriendo a cada rato.

- Viste mami, yo pedí un deseo y se me cumplió.
- ¿Qué deseo, hijita?
- Ese que me regaló el mago de la feria, que había que pedirle un deseo y yo le pedí ver nieve, pero como no podíamos viajar a un sitio donde cayera nieve, la nieve al final vino acá.
- Já, es verdad...
Y ahora los dejo, sean felices y si por casualidad se encuentran con el mago de la feria (ese disfrazado de estatua viviente) que regala deseos a cambio de unas monedas, piensen bien lo que van a pedir.

-·*'°§ PörTeña §°'*·-.

No hay comentarios.: