domingo, 30 de septiembre de 2007

Un dos tres, ICSE otra vez

Aunque parezca una "avivada" típica de las épocas de escuela primaria & secundaria, machetearse no está nada bien. No es que quiera hacer apología del delito, pero convengamos que es un recurso necesario (casi indispensable) que disponemos cuando: 1) no tuvimos tiempo suficiente para estudiar, 2) necesitamos aprobar ese examen para zafar la materia, 3) la densidad del tema que se está evaluando.

Puedo decir con orgullo y sin temor a equivocarme que durante toda la secundaria fuí excelente alumna de la materia Historia... hasta que llegamos a la Historia Argentina. El profe (don José Menéndez, digno de un monumento) se quedó pasmado cuando me entregó la nota y me comentó que iba a tener que cursar el recuperatorio del exámen. En fin, no se puede ser perfecto siempre.

Volviendo al tema, estuve preparándome intensamente las 2 semanas previas al día del parcial, leyendo y acudiendo a mis apuntes, resúmenes y líneas de tiempo, eso sumado a que ya sabía mas o menos qué me íban a tomar en el parcial. Nada. Nada en mi cabeza, como Dori de "Buscando a Nemo". Un poco por costumbre y otro poco por cábala pasé la víspera del parcial en vela, repasando las líneas más importantes y... preparando un par de machetes con los temas que sabía que no íba a recordar ni a palos. Así preparada, salí temprano y encomendé esta segunda vuelta a ICSE a la buena voluntad de mis neuronas medio quemadas. Llevaba encima casi 1.5 litros de Pepsi Max y 2 café con leche + 4 tostadas con queso untable, todo para conservar la pila. No obstante, minutos antes del parcial tuve que atacar la barrita de cereales con chocolate que tenía en la mochila. Arrancamos a las 8.30 hs. y me tocó el tema 4, con 3 preguntas, las 2 primeras divididas en 2 ítems. Entre el pánico y el sueño, me largué a escribir. Es espantoso tener que escribir a los pedos sin poder coordinar las frases como cuando se escribe en una PC, tuve que recurrir repetidas veces al liquid-paper para re-armar la frase. Minutos antes de que finalizara la hora y cuarto disponible, la mesa de profesores se llenó de alumnos, y aprovechando el tumulto, abrí mi carpeta y saqué la línea de tiempo para cotejar lo escrito. Luego hice lo mismo con el machete que tenía en el bolsillo inferior del pantalón cargo. Guardé todo tranquilamente y entregué el exámen. Esta vez, posta, me tengo que sacar al menos un 6. Si es más, mejor.

Ahora tengo dos semanas para descansar y preparme luego para el siguiente parcial del 3 de noviembre. Oh, shit! Dije 3 de noviembre? ese día ARRANCA CREAMFIELDS!!!!

Y ahora los dejo, sean felices y no se arrepientan de machetearse de vez en cuando si la materia es redensa.

-·*’°§ PörTeña §°’*·-.

No hay comentarios.: