miércoles, 5 de septiembre de 2007

Yo tengo un pato (punga)

A ver, para mis lectores foráneos vale la pena esta aclaración: aquí en Argentina y sobre todo en Buenos Aires, un PUNGA es el equivalente al carterista o ratero de poca monta, es el típico amigo/a de lo ajeno que efectúa sus prácticas en forma rápida y sin llamar la atención en lugares donde se producen grandes aglomeraciones de gente, en especial en los medios de transporte. Por lo tanto, cuando se viaja en bondi, subte o tren hay que tener extremo cuidado con las carteras, mochilas, bolsas y demás pertenencias. Se sabe que además del dinero, para ellos cualquier cosa es un buen botín, desde celulares hasta paquetes de cigarrillos o golosinas. Si por casualidad los pescan in fraganti, se deshacen rápido del botín y salen huyendo, o sobreactúan la típica "yo-no-fui-yo-no-se-nada". Algo que aprendí como víctima es que si te das cuenta en el momento del robo y los encarás con firmeza, rara vez te confrontan, sobre todo las mujeres. Aunque generalmente actúan solos, es frecuente verlos también de a dos (lo que se dice la "yunta") o más, y mientras uno distrae a la víctima el otro realiza la práctica.

Ahora que ya que estamos en el tema, parece que las malas artes no son exclusivas de la especie humana, sino vean esto:


Y ahora los dejo, sean felices y no se distraigan cuando viajan.

-·*’°§ PörTeña §°’*·-.

No hay comentarios.: