martes, 19 de febrero de 2008

Nueva York, el ombligo del mundo

Ayer fuimos con el gringo al cine a ver la tan comentada Cloverfield en los Cinemark de Puerto Madero. Éramos diez gatos locos en la sala. Llegó el final, y todos abuchearon. Todos menos yo, que dije entusiasmada "Pero si estuvo weníiiismaaa!!", y todos se dieron vuelta a mirame con cara de traste. Y si che, para mí estuvo muy buena, no por la historia ni la trama, que es la típica re-gastada de monstruo onda Godzilla que se morfa media ciudad, sino por la perspectiva desde la cual ocurre todo: desde la del protagonista con una cámara portátil y un julepe de antología. Como lo haría cualquiera de nosotros ante un evento similar. No es para morirse de miedo como dicen por ahí, es muy sugestiva y da cosa porque las cosas suceden de forma inesperada. Al monstruo casi ni se lo ve, aparece filmado de a ratos, y no se termina de saber bien qué es. Consejo si la van a ver, presten mucha atención al final, porque ahí está la clave para entender de dónde salió el monigote ese.

Otra que fuimos a ver durante las vacaciones fue Encantada, típica película para nenas con princesas, príncipes, brujas, plebeyos, animalitos que hablan, mucha música y canto, bodas y un final feliz para todos menos para la bruja, obvio. Y, oh casualidad, también transcurre en Nueva York.

Últimamente todas las películas yanquis y no tanto quieren tener como soporte de sus historias a la susodicha ciudad. Merda, qué cotizados que estamos. Digo yo, ¿me parece o hay un mensaje subliminal en todo esto? ¿El mundo empieza y termina en Nueva York? ¿Por qué no suceden esas cosas en Varsovia, en Bombay, o en Buenos Aires? Córtenla que ya cansa, viejo. Vaya mi protesta como sugerencia para alguno de los geniales directores de Hollywood.

Y ahora me voy a comprar la bendita ensalada para almorzar, sean felices y aguante Buenos Aires con o sin monstruos.

-·*’°§ PörTeña §°’*·-.
_

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya que nadie deja su comentario lo voy a hacer yo. Y bien ácido por supuesto...
El protagonista es un "NAVO" y más "NAVO" todavía es el que va filmando, pero claro no habría película entonces... entonces para que gastarse en hacer una boludez tan gastada como esa???
Interesante no? :)
Dan.

Porteña dijo...

Estimado Dan,
Primero, la palabra no es "NAVO" sino "NABO". Segundo, ¿por qué dice que está gastada la idea? Usted no tiene ni idea ni mística :P
Ya lo decía Julio Sosa, "dejá no más, que algún chabón chamuye al cuhete que pasó el tiempo del firulete".
Un abrazo

-·*’°§ PörTeña §°’*·-.

Ana dijo...

hola querida,

Si bien no vi la peli, debo decir que me divierte mucho leer tu bloggg...
Aunque estaba esperando leer sobre el punga en el bondi...queremos saberrrr

carinos

anita a

Porteña dijo...

Anita querida,
Ya te vas a enterar en unas horas en el próximo post. Fue de antología.
Besotessss

-·*’°§ PörTeña §°’*·-.