domingo, 2 de marzo de 2008

"Parecen tornaditos, ¿los ves?"

Una de las primeras imágenes del tornado, captada por C5N.

(click en la imagen para ver la nota completa).
- Ey, mirá para allá -le dije al gringo señalando el cielo hacia el oeste, a través de la ventana de la cocina, mientras él se tomaba un vaso de agua-, parece como que se estuvieran queriendo formar tornaditos, ¿los ves, eh? Con esa forma de conito tirando para abajo... -, entonces me di vuelta y me di cuenta que estaba hablándole a la pared.

Habíamos llegado hacía unos minutos de pasar una tarde de compras con la nena en el Shopping de Caballito, cargué con las capas impermeables todo el paseo por si se largaba un aguacero, pero nada pasó. Sólo se veía una cubierta de nubes oscuras. Pero cuando llegamos a casa, las ví mejor desde la ventana de la cocina. Eran nubes muy raras, de un color gris plomizo mas bien tirando a un azul añil, de consistencia mas bien espesa. Pero me llamó la atención que el borde inferior formara esos picos hacia abajo. Una hora más tarde, en la televisión anunciaban que se habían formado dos tornados en la costa norte del Río de la Plata, a la altura de San Isidro y aledaños. También hubo otros que no alcanzaron a tomar magnitud en la zonas de Almagro y Caballito. Justo donde yo había estado mirando. La gente, por supuesto, empezó a exagerar al respecto, que eso no se parece en nada al Twister, yo vi que el tornado se llevó un barco por los aires, esto es culpa de los políticos y la presidenta que no hace nada, y otras gansadas por el estilo.

Insisto que la gente no tiene paz: cualquier árbol caído es buena leña para hacer su propio fuego. La naturaleza nos está enviando señales demasiado evidentes como para seguir haciéndonos los idiotas. Pero es más fácil quedarse ahí rascando la higuera y echarle la culpa a otro; prepararse para los cambios climáticos que se avecinan es cosa de maniáticos perseguidos; que el mundo está cambiando es un invento de los científicos yanquis. Esas son cosas del jurásico, no ocurren justo ahora en el siglo veintiuno que tenemos televisión por cable, satélites e Internet. A la nación más arrogante del planeta se le vino encima un huracán, y ni toda la tecnología y armas y glamour de Hollywood pudo detener el desastre.

Los humanos terminaremos extinguiéndonos a causa de nuestra propia estupidez. Y nos jactamos de ser más inteligentes que una rata o un mono. Por dió...

Bueno basta de filosofar, a dormir que mañana empiezan las clases; sean felices y cierren bien las ventanas que está anunciado tormenta para mañana también.

-·*’°§ PörTeña §°’*·-.
_

2 comentarios:

Fabricio Ignacio Briasco dijo...

En realidad fueron 2 y fue cerca de casa. Yo estoy justo en Beccar pero mi edificio da al rio asi que se ve todo..

Muy bueno el blog.. veo que le dedicaste tiempo..

Los mios son :
http://notido.blogspot.com
http://neurobic.blogspot.com
http://22image.blogspot.com

sdos,
Fabricio

Porteña dijo...

Estimado Fabricio,
Es cierto, en el video se veían clarito los 2 tornados pero en la foto solo aparece uno.
El tiempo es escaso pero de alguna forma siempre me organizo y me hago un ratito para escribir en mi blog. Compartir y comunicar están en mi naturaleza.

Estuve chusmeando Neurobic, hay temas que están super interesantes, ya lo tengo agendado para leer más tarde.

Te mando un abrazo desde algún lugar de Buenos Aires.

-·*’°§ PörTeña §°’*·-.