jueves, 24 de julio de 2008

De vuelta en la "solteridad"

Así es doña Rosa, empecé a estrenar la vuelta a la "solteridad", y dado que este regreso con gloria coincide justo con el período de vacaciones de la facultad y del colegio de mi hija, sería muy tonta si no lo aprovechase. Así, desde hace dos miércoles me hice presente en Opera Town (ex Opera Bay), un reconocido reducto frecuentado por oficinistas y similares, en su mayoría de 25 años en adelante. Me gusta el ambiente porque es tranqui, podemos bailar y emocionarnos todos por igual cada vez que pasan temas de los '70 y los '80. Y además, porque es un lugar propicio para el levante, la verdad sea dicha. Dos noches de ir y me ayudó a levantar el ego casi destruído.
Pero, como en todos lados, siempre hay idiotas dando vueltas por ahí, buscando arruinarle el momento a cualquiera. Surgió este diálogo con dos infelices que por lo visto no habían levantado ni con cucharita y buscaban roña conmigo porque me vieron bailando sola:
Idiota 1: ¿Qué te pasa?¿Estás borracha???
Yo: No, ¿no ves que estoy bailando?
Idiota 2: ¿A eso le llamás bailar? Nooo, vos estás borracha
Yo: Sí sí, yo estoy borracha pero mañana se me pasa, vos en cambio sos un bol... y no se te va a pasar nunca.
Idiota 1 y 2: Juaaaa juaaaaa (se miran y no saben qué decir, yo me doy vuelta y sigo bailando, a los pocos segundos el Idiota 1 me toca el hombro). Escuchame, ¿por qué no le das bola a mi amigo?
Yo: ¿Me dice que estoy borracha y encima le tengo que dar bola? Ustedes están mal...
Idiota 1: Nena, escuchame... él es gerente en ING Insurance!
Yo: ¿Y a quién le consta? A mí no.
Idiota 2: (por fin abrió la boca) Escuchame, sos muy exquisita, ¿sabías?
Yo: Problema mío, no estás obligado a quedarte acá, hay muchas otras chicas por ahí.
Idiota 1: Qué pasa, es gerente y no está a la altura de tus pretensiones?
Yo: ¿Y a mi que? Yo tengo mi propia empresa.
Idiota 1 y 2: ¿Quée? Juaaaa juaaa juaaa, tenés una PyME roñosa y te hacés la empresaria!?
Yo: Chau, maricones... (me voy unos cuantos metros más allá y los dejo riéndose solos).
Hay tipos que no se bancan a las mujeres exitosas. Estos se quedaron en el tiempo y creen que somos unas tontitas fáciles que sólo buscamos la "chapa". Pero a mi no me interesa pasar el resto de mi vida como un bonito adorno, o peor aún, como un lindo animal de compañía. Tal vez no sea la más inteligente, pero uso el cerebro.

Una hora después me retiré del lugar en compañía de un fresco pero simpático cuya invitación fue la más original que escuché en años: "¿te gustaría venir conmigo a la costanera a mirar la luna y las estrellas?". Imposible decir no.

Y ahora los dejo, sean felices y larga vida a "Billie Jean", "Funky Town" y "Shining Star".

,-·*’°§ PörTeña §°’*·-,
_

2 comentarios:

TR marcelo dijo...

Nunca faltan los desubicados de siempre...

Ana dijo...

siempre es un alivio leerte ale, me identifico con vos y como llevaste a esos idiotas vos solita... Un aplauso para la dama!