martes, 28 de octubre de 2008

Hogar dulce hogar

Haciendo unos strumbles llegué a este sitio. El concepto de la casa del futuro nunca estuvo mejor representado. Se llama Loftcube, un proyecto diseñado y construído por el estudio alemán Werner Aissingler, y es una especie de casa de un solo ambiente, si bah un loft, en un recinto semi-rectangular, que aparentemente se puede trasladar de un lado a otro. Todo por adentro está exqusitamente diseñado para ser funcional y minimalista, aunque todo se customiza a pedido del cliente. El ventanal se cubre con paneles deslizables tipo persiana cuando urge un poco de intimidad (y si, imaginate con todos esos ventanales quedás completamente expuesto a la mirada de vecinos curiosos y/o paheros a la hora de la ducha). Lo que me llama la atención es dónde catzo se enchufa la infraestructura necesaria para el sanitario...

En el sitio se describe mejor el concepto y los materiales utilizados para crear esta belleza que yo, les digo, si tuviera la plata me compraría uno sin dudar. Aunque, no sé si me serviría, porque yo cuando me muevo me llevo todo: desde la computadora y la biblioteca hasta el lavarropas y el tendedero, necesitaría al menos 2 de éstos para estar cómodamente instalada. En fin, cosas de la vida moderna.

Y ahora los dejo, sean felices y recuerden que el hogar está donde está el corazón.

,-·*’°§ PörTeña §°’*·-,
_

5 comentarios:

qaesar dijo...

Así, es Alejandra. El hogar también está donde están los amigos...
Bsss

Maria Alejandra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Porteña dijo...

Estimado gaesar,
Así es, mi hogar es el mundo entero, pero mi corazón está en Buenos Aires.

Un abrazote

,-·*’°§ PörTeña §°’*·-,

Hernán Nadal dijo...

La verdad que está bueno..
Será cuestión de comprarse un par de cubos para vivir adentro.

Porteña dijo...

Estimado Hernán,
Jajaja, si pero no creo que sea tan sencillo, quisiera ver quién aguanta adentro de un cubo cuando llega una de esas sudestadas (tormentas con mucho viento) de antología... Te despiertas al otro día en un campo rodeado de vacas y caballos a varios kilómetros de la ciudad. Bueno, tendía sus ventajas, no gastas en mudanza! jajaja

Un abrazo desde algún lugar de Buenos Aires

,-·*’°§ PörTeña §°’*·-,