jueves, 16 de abril de 2009

Primera entrega de Proyectual II y el dilema de dormir mucho o poco

Lámina Trabajo Práctico 3

Segunda lámina Trabajo Práctico 3 Carteles de protesta Croquis en pasillo

Estoy teniendo problemas para llegar a horario, no me pregunte por qué, pero últimamente pareciera que el tiempo vuela más rápido de lo normal. Otra vez llegué tarde para la primera entrega de trabajos prácticos, la profesora me retó y con toda la razón, pero yo ya había ido con toda la tarea hecha y la carpeta presentable, y eso mitigó un poco los ánimos. Como mis trabajos habían quedado arriba de la pila, fue lo primero que corrigió mientras yo llenaba la ficha de alumna con mis datos. "Está todo bien" me dice luego de corregir mis láminas, mientras yo suspiraba aliviada por dentro. "Para la próxima clase hay que traer la maqueta del proyecto, por favor llegá a horario, ok?", me dice antes de retirarme. Me fui dispuesta a dormir una merecida siesta en el 37 de camino a casa.

Sigo con cansancio atrasado, creo que dormiría desde hoy hasta el mediodía de mañana si puedo. O mejor no. Dicen que el genial Leonardo Da Vinci dormía sólo dos o tres horas por día, al igual que otros grandes como Napoleón o Churchill. A mí me gustaría conocer el secreto para mantenerse despierto la mayor cantidad de tiempo posible, ah! hay tanto para hacer, y tan poco tiempo!

Y ahora los dejo, sean felices y sepan que el tiempo es escaso y precioso, no lo malgasten.

,-·*’°§ PörTeña §°’*·-,
_

No hay comentarios.: