martes, 19 de mayo de 2009

Recuerdos con fecha de vencimiento

Hoy al mediodía iba yo caminando por la avenida Entre Ríos, y cuando cruzaba la calle, veo en la vereda opuesta una cara conocida. No me vio, porque iba mirando hacia el frente, pero yo alcancé a distinguir su inconfundible perfil, pese a que los años y los achaques le han dejado huellas, y muchas (léase, ta hecho mierda). Era el Quique, mi primer ex marido. Y dicen que la casualidad es puta, y vaya si lo es, que hace algunos años que vive con su familia en el mismo barrio que yo.

No sentí emoción alguna al verlo, reconocerlo fue un proceso netamente mecánico. Traté de buscar algún recuerdo perdido, pero no, fue como si se me hubiese borrado todo de la mente. De aquellos 3 años de casados no quedó otra cosa que un vacío negro, negrísimo. Y entonces me empecé a dar cuenta que de mi segundo matrimonio fallido tampoco me están quedando recuerdos. Como si tuvieran fecha de vencimiento, llega un momento que si no se acude a ellos, se van autodesintegrando.

Me pregunté entonces, como cuando era más joven, qué se siente estar casada con el hombre que amás. Qué se siente ser correspondida, adorada, complacida, respetada, valorada. Se supone que debería saberlo ya que pasé por eso dos veces. Pero no. Les juro que no me acuerdo.

Y cuando pienso en el chico (bah, señor) que ahora me gusta, a veces quisiera que todo quedase así, como el amor platónico que es. Adorarlo como un semidiós y vivir con la ilusión, o volver a soportar las delicias de la vida conyugal con un simple mortal que encima ronca y se babea cuando duerme. Me pregunto si a Madonna le pasó...

Y ahora los dejo, sean felices y sepan que en algunos casos siempre es mejor el beneficio de la duda.

,-·*’°§ PörTeña §°’*·-,
_

1 comentario:

Punto Baires dijo...

Sinceramente, espero que hayas madurado lo suficiente como mantener en tu vida esa ilusion, sin apurarte, disfrutando de cada minuto, yo ahora prefiero extrañar las ausencias que fastidiarme con la convivencia,... asi que te viniste a vivir cerca de casa, jeje vivo en barrio Monserrat. Saludos y Gracias por pasar por mi blog