viernes, 5 de junio de 2009

Proyectual II: saqué un 7 en la segunda entrega de TP

Mi mesa de trabajo Prototipo terminado Esquema del Prototipo final

Y bueno, esta vez no pude igualar la nota del TP anterior, porque éste sí que me costó mucho tiempo de pensar, tal vez porque quería ajustarme demasiado a las pautas no me di la libertad suficiente para ser más creativa. Y por eso, los tres primeros prototipos resultaron ser una mezcla rara de materiales y elementos. "Este prototipo no tiene una ley de generación, además no tiene tramas consolidadas", me dijeron mis profesoras. A 48 hs. de la entrega, de nuevo tuve que pensar y repensar, volver a probar materiales hasta que por fin apareció una idea que creí podía resultar: la pila de bolsas de Falabella resultaron ser el material perfecto, porque el plástico era blando pero muy resistente. Recorté cuadrados y los rellené con recortes sobrantes de bolsas de supermercado para darle un poco de volumen. La idea era unirlas con calor, como esos aparatitos sellabolsas, probé con un cuchillo calentado en la hornalla pero resultó un desastre. Pensé, ante la duda, vamos a lo que mejor sé hacer, que es coser y tejer. Y así lo hice, las uní entre sí cosiéndolas con hilo hecho de bolsas de freezer (que son bien resistentes), dejando un espacio de 2 cm entre los bordes. Cosí los demás elementos, hice la tira uniéndo las manijas de las bolsas, que son de plástico más grueso, y voilá. Sin dormir ni almorzar, llegué con el tiempo justo para entregar mi trabajo y rogar que la fuerza no me abandonase. Una hora después nos convocamos en el aula para recibir la nota: "Arellano: 7. Muy buena la evolución del producto final, pero las láminas se hicieron solas... a ver si las mejoramos para la entrega final". Genial. Lección aprendida.
El 37 venía repleto y viajé de pie casi todo el camino a casa, pero cuando llegué tiré mochila y bolso con carpetas y demás elementos en un rincón, y me dispuse a dormir como un ser humano. Hoy me pasé toda la mañana limpiando mi estudio-escritorio-oficina y saqué 5 bolsas de residuos repletas de bolsas de supermercado cortadas, botellas, latas enteras y cortadas, hilo de bolsas, cartón de tetra-brick, cartulinas, prototipos truncados, papeles, y toda clase de deshechos que no quería volver a ver ni de chiste. No hay nada más reconfortante que la satisfacción del deber cumplido.

Y ahora los dejo, sean felices y después les cuento qué nos depara el destino en el próximo TP.

,-·*’°§ PörTeña §°’*·-,
_

No hay comentarios.: