domingo, 6 de septiembre de 2009

Hace falta que te diga...?

¡Hoy lo vi, lo vi, lo vi! Ay, si hubiese tenido esta remera a mano me la hubiese puesto, en vez de ponerme ese escote que casi me llegaba al ombligo. Porque creo que no se dio cuenta que lo quiero con locura... O tal vez sí se dio cuenta, pero no se anima a avanzarme. O en el fondo le divierte jugar con la espectativa. O somos ambos los que estamos esperando ver quién cae primero en la tentación de arrimar el cuerpo, la boca, la piel, el corazón...

Del partido mejor ni hablar. Una reverenda cagada. Todos anestesiados, empezando por el DT.

Sean felices y disfruten lo que queda del domingo.

,-·*’°§ P0rTeña §°’*·-,
_

No hay comentarios.: