viernes, 17 de septiembre de 2010

Escribe desde el corazón

How to be Creative
Me bajé este libro como recomendación de lectura para creativos. Y leyendo "How to be Creative", de Hugh McLeod, me encontré ya llegando al final con este capítulo, que posteo aquí. Me pareció interesante para compartir, pues aporta algo muy interesante para quienes aspiramos a ser escritores: la forma en que comunicamos. ¿En quién pensamos cuando escribimos? ¿Quien será el destinatario: un lector o todo el mundo? Interesante pregunta.
Bueno, transcribo a continuación la traducción hecha por mí misma (con una ayudita del Google Traductor), así que si alguien encuentra algo mal interpretado, me avisa.


Escribir desde el corazón.
[...] Lo ideal es que, si estás en el negocio de la comunicación, te gustaría decir las cosas de la misma forma que se lo dirías a una sola persona. Imagínate el poder que tendrías si pudieras lograrlo.
Pero, lamentablemente, no funciona de esa manera.
No se puede amar a una multitud de la misma manera que se ama a una persona.
Y una multitud no te puede amar de la misma forma que lo haría una persona.
La intimidad no se escala. No realmente. La intimidad es un fenómeno de uno a uno. No es gran cosa. Ya sea que estés escribiendo para una audiencia de uno, cinco, mil, un millón, diez millones, hay una manera real de conectarse. Una forma de que realmente funciona:
Escribir desde el corazón.

Página 46, "How to be Creative", autor: Hugh McLeod
Download e-book (.PDF)

Y ahora los dejo, sean felices y buen finde

,-·*’°§ P0rTeña §°’*·-,
_

2 comentarios:

Ignacio dijo...

Hola como estas? Estoy dando unas vueltas por los blogs relacionados con Buenos Aires, y llegue hasta acá. Me gusto particularmente esta entrada, esta bueno el libro, voy a ver si lo compro y lo leo. Felicitaciones y exitos!

Porteña dijo...

Hola Ignacio,
Gracias por tu comentario. No hace falta que lo compres, el libro está en PDF y es gratuito. Seguí el link que dice "Download" podés bajarlo. Está en inglés, y lo poco que leí así por encima está muy bueno.

Un abrazo desde algún lugar de Buenos Aires