miércoles, 9 de agosto de 2017

Buenas noticias para el #email marketing


El debate continúa: ¿ha muerto el email marketing? Ahora que los consumidores le dedican menos tiempo al correo electrónico y parecen más centrados en otras cosas, como las redes sociales... ¿O sigue siendo uno de esos elementos que, a pesar de tener una larga vida, siguen siendo efectivos?
Lo cierto es que los últimos movimientos del mercado y los últimos estudios le dan bastantes argumentos a los que sostienen esta última teoría. Por ejemplo, los medios de comunicación están creando newsletters y apostando por ellos. ¿Por qué? Porque son una manera de volver a controlar la conversación, especialmente ahora que las redes sociales les han puesto las cosas tan difíciles y están haciendo que se vuelva bastante complicado que los contenidos lleguen a sus seguidores. En los newsletters, ellos controlan el cuándo y el qué se envía y, a pesar de lo que podría pensarse a priori, los consumidores los están recibiendo con entusiasmo.
De hecho, algunos medios están incluso innovando en el terreno, y probando cosas novedosas y diferentes. El New York Times acaba de lanzar un newsletter pop-up, protagonizado por Juego de Tronos. El medio envía a sus suscriptores (61.000 en tres semanas) información relacionada con la serie. El ratio de apertura es a veces superior al 100% porque algunos de sus usuarios abren ese newsletter más de una vez. No es el primer newsletter pop-up que hicieron en el diario, aunque sí han conseguido con esto cifras históricas de apertura.
Pero no solo el interés de los medios es un síntoma de que las cosas aún le van bien a los newsletters: también lo es el hecho de que los tiempos de atención que consiguen sean todavía muy elevados.
Según un estudio realizado sobre miles de millones de emails por la compañía Litmus, el tiempo de atención que le prestamos a los newsletters ha ido en aumento. Según sus datos, en el 2011 prestábamos una media de 10,4 segundos de atención a los mails. En el 2016 ya estaba en 11,1, lo que supone un crecimiento positivo del 7%.
Pero además no solo ha crecido el tiempo en general, sino también el tiempo de calidad. El número de receptores que simplemente lo mira y lo borra ha caído, mientras el de personas que lo leen (y que lo leen de verdad y no por encima) ha aumentado. Este dato es muy interesante, y quizás se pueda explicar mucho mejor si se piensa en cómo leemos ahora estos contenidos.

El móvil, factor clave

En los últimos tiempos, el uso de los dispositivos móviles ha ido en progresivo aumento y suele ser ya muchas veces el primer espacio en el que vemos que tenemos correo. No esperamos a estar en nuestra computadora de escritorio para ver qué nos están diciendo, sino que entramos directamente a ver lo que ocurre desde nuestro móvil. Y, para el mail, esas son buenas noticias: al móvil le prestamos más atención.
Según los datos del estudio, los usuarios de dispositivos móviles les prestan más atención a sus emails que los usuarios de computadoras y no menos, como se podría pensar en un primer momento. La ventana de atención de los mails en móvil va progresivamente en aumento al tiempo que sube la cantidad de mails que abrimos en ese espacio. En el 2011 era del 20%, ahora es del 55%.
Las recomendaciones de los expertos apuntan a pensar en el móvil cuando se envíen correos electrónicos y newsletters.  Conclusión: tanto el diseño como el asunto tienen que estar optimizados para verse bien en dispositivos móviles.


Fuente: PuroMarketing.com » Email marketing





No hay comentarios.: